Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Nosotros contra ellos' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
FabregasNueve.jpg

viernes, 6 de febrero de 2009

Nosotros contra ellos


La niña de los nueve dedos,
de Laia Fábregas, es un estupendo debut literario. La narradora es una mujer que recuerda su infancia y juventud: para ella tienen particular importancia el trauma que siempre le supuso tener nueve dedos y la educación que sus padres, militantes comunistas, les proporcionaron, a ella y a su hermana, en los años finales del franquismo y primeros de la democracia. El hilo conductor tiene que ver con el origen de que le falte un dedo y con la costumbre misteriosa que tenían sus padres de no hacer nunca fotografías, aunque la narradora y su hermana saben que, a veces, sí hacían fotografías y desean encontrarlas.

Lo mejor es el retrato del mundo interior de una niña tímida y de la forma en que la educación que recibió y los acontecimientos que vivió condicionaron su crecimiento y su percepción posterior de las cosas. Por ejemplo, está muy bien visto cómo, sus padres le dicen, siendo muy pequeña, que «la historia del Ratoncito Pérez es como la de los Reyes Magos: un cuento chino» y cómo luego se insinúa que, tal vez por aquella particular educación, «con treinta y cuatro años, Laura era como una niña de ocho que comienza a entrever que algo no cuadra en Gaspar, Melchor y Baltasar, los Reyes Magos de Oriente». La narración es también un buen retrato de una época y de un ambiente: cuando muere Franco y Laura ve a sus padres celebrarlo, dice que «por aquellas fechas experimenté por primera vez ese sentimiento de “nosotros contra ellos” que aún me asalta a veces a día de hoy en los momentos más inesperados». Me han resultado poco atrayentes, sin embargo, los capítulos que cabría llamar surrealistar de los sueños en los que Laura se ve a sí misma con menos dedos, igual que los acentos llorosos, como de desvalimiento, que respira toda la narración.

Laia Fábregas. La niña de los nueve dedos (Het meisje met de negen vingers, 2007). Barcelona: El Aleph, 2008; 192 pp.; col. Modernos y clásicos de El Aleph; trad. de Goedele de Sterck; ISBN 13: 978-84-7669-821-1.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo