Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Sentido común ante las novedades' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta

sábado, 29 de agosto de 2009

Sentido común ante las novedades


Fancies versus Fads
son treinta artículos de Chesterton tomados del London Mercury, el New Witness, y el Illustrated London News, que llevan una introducción del autor. El título se refiere a la contraposición que plantea el autor entre fancies, imaginaciones o suposiciones, y fads, novedades o modas: es necesario, dice Chesterton en la introducción, «tener a mano alguna verdad para poder juzgar rápido las filosofías modernas (...) antes de que desaparezcan más rápido aún».

De los artículos más o menos literarios, tres importantes están publicados en Correr tras el propio sombrero: «El romance de la rima», «En defensa de las unidades dramáticas», «Falsa teoría del teatro». Otros son «The slavery of free verse», sobre que la prosa no es una especie de poesía liberada sino que las cosas son más bien al revés; «The Boredom of Butterflies», acerca de que lo artístico nace cuando se toca lo eterno y que cualquier drama depende del mantenimiento o la ruptura de un vínculo, pues incluso la sátira más ligera se basa en un ideal indirecto de fidelidad; y «Milton and Merry England» habla de cómo el gran arte está siempre cerca del sentido común.

Hay varios que tratan sobre cuestiones sociales. A propósito del rechazo hacia la palabra siervos, o sirvientes, en «Wings and the housemaid» señala que de nada vale cambiar nombres que nos suenan mal si no cambiamos las realidades que hay debajo. En «Prohibition and the Press» ataca el argumento de quienes juzgan y atacan algo por sus peores efectos, como era el caso de la bebida en la época de la Prohibición. En «The Mercy of Mr. Arnold Bennett» afirma que decir que no debemos juzgar a nadie y al mismo tiempo proponer que se castigue a quien lo merece por el bien de la comunidad, termina siendo un pretexto para la mayor crueldad. «Strikes and the Spirit of Wonder» es una defensa del derecho a la huelga. Y un anticipo de la novela de Aldous Huxley, Un mundo feliz, está en «The Evolution of Slaves», que trata sobre  los argumentos que preceden a «fabricar una nueva raza de gente indiferente a sus propios derechos», y en «The Sentimentalism of Divorce», donde habla del sexo como el más evidente de los sobornos que se puede ofrecer para esclavizar a alguien.

En otros textos ataca distintas teorías. «Hamlet y el psicoanalista» viene a ser una reducción al absurdo de los intentos de abordar la obra de Shakespeare con las teorías freudianas. «The Meaning of Mock Turkey» es un comentario del materialismo de fondo propio del vegetarianismo que se toma el cuerpo demasiado en serio. Se refiere al feminismo, y al periodismo ignorante que usa continuamente clichés y no piensa lo que dice, en «Shakespeare and the Legal Lady», a propósito de quienes identifican a Portia, la protagonista de El mercader de Venecia, con una moderna abogada. En «The Terror of a Toy» habla de que puestos a prohibir juguetes bélicos habría primero que suprimir a los chicos. En «Is Darwin Dead?» centra su polémica con algunos darwinistas: mientras estos, por hipótesis, tratan de probarlo, él no trata de probar lo contrario sino de señalar que los darwinistas no han probado su tesis del todo. En «The Pagoda of Progress» señala que un verdadero progreso es el que sabe donde hay que parar. En «Much Too Modern History», habla de los historiadores que «cambian la estrechez de una nación por la estrechez de una teoría, o incluso de una moda» y piensan que tienen una filosofía de alcance universal aunque lo único que han hecho es reducir el mundo a su propia estrechez.

Sobre cuestiones educativas se pueden destacar «On Being an Old Bean», acerca de las teorías de que un padre y un hijo deben ser compañeros o camaradas; «The Fear of the Film», en torno al miedo de algunos a los efectos excesivos de las películas en los niños; «Turning Inside Out», donde apunta que la vida privada es más grande y más completa, y más exigente por tanto, que la vida pública, y, por eso, porque no hay papel más insustituible que el de la madre, es contradictorio elogiar el trabajo de la mujer fuera del hogar si se ignora la trascendencia de la labor educativa con sus hijos.

G. K. Chesterton. Fancies versus Fads, 1923.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo