Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Sobre Shakespeare (1): contrastes' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
PearceShakespeare.jpg

domingo, 18 de octubre de 2009

Sobre Shakespeare (1): contrastes


Dos libros sobre Shakespeare: el de Peter Ackroyd, Shakespeare: la biografía, y el de Joseph Pearce, Shakespeare. Una investigación.

El primero es una extensa biografía con atención a muchos detalles sobre la vida del dramaturgo inglés: da idea de su contenido y de su orientación sociológica, esta entrevista con su autor. Su fuerza está en la claridad de su redacción y en la información que aporta sobre la vida de la época, sobre Londres y el mundo teatral. No así en los comentarios directamente literarios: en mi opinión es una barbaridad (entre otras) decir que «en las cumbres más sublimes del arte de Shakespeare, la moral no existe, sólo está la voluntad humana que se encumbra en consonancia con la imaginación».

El segundo libro es una discusión detallada de todas las evidencias acerca de si Shakespeare fue o no católico: queda claro que lo fueron sus padres, lo fueron sus maestros, lo fueron muchos de sus parientes y de sus amigos, lo fue su hija preferida y heredera; se sabe que tuvo trato con jesuitas que murieron mártires, que no asistió a las ceremonias anglicanas, que pidió los últimos sacramentos a un sacerdote católico, etc. Pearce añade dos apéndices a su obra: en uno hace consideraciones generales acerca de la utilidad de tener en cuenta la vida de un autor para comprender mejor su obra literaria; en el otro analiza El Rey Lear aplicando esas pautas.

Quien lea los dos libros —y El Rey Lear— podrá contrastar los análisis tan distintos de Ackroyd y Pearce y juzgar si, como afirma Ackroyd, «El Rey Lear consiste en acercarse al reconocimiento de que la vida carece de significado y de que la comprensión humana es limitada. Por consiguiente, nos desprendemos de una carga pesada y nos volvemos humildes. Es lo que la tragedia shakespeariana consigue de nosotros». O bien si, según Pearce, El Rey Lear es una especie de comedia dentro de una tragedia en la que Shakespeare sí habla de que la comprensión humana es limitada pero, ni mucho menos, dice que la vida carece de significado.

Peter Ackroyd. Shakespeare: la biografía (Shakespeare: the Biography, 2005). Barcelona: Edhasa, 2008; 830 pp.; col. Biografía; trad. de Margarita Cavándoli; ISBN: 978-84-350-2616-1.
Joseph Pearce. Shakespeare. Una investigación (The Quest of Shakespeare, 2007). Madrid: Palabra, 2008; 222 pp.; trad. de Gloria Esteban Villar; ISBN: 978-84-9840-187-5.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo