Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Voluntad reinterpretativa' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
JungerKaschnitz.jpg

viernes, 30 de octubre de 2009

Voluntad reinterpretativa


Dos libros alemanes que pueden llamarse de memorias infantiles: La Casa de la Infancia, de Marie Luise Kaschnitz, y Venganza tardía, de Ernst Jünger. Son relatos reflexivos, que hablan de la huella que dejaron los sucesos de la infancia en los autores y que se reconoce como tal muchos años después.

El primero tiene como protagonista y narradora a una mujer racional y sensata, de unos cincuenta años, que no tiene un especial interés en recordar su niñez. Pero un día le preguntan por la calle por el Museo de la Infancia, que a ella no le suena de nada y, a partir de ahí, comienza un vaivén de recuerdos y reflexiones.

El segundo es una novela póstuma en la que su autor narra sobre todo recuerdos colegiales. Su protagonista, Wolfram, es un chico muy soñador que vive con sus abuelos, que no se adapta bien a la vida escolar, y que tiene la mente repleta de las aventuras de Robinson Crusoe y Old Shatterhand.

Los dos son relatos que tienen menos una voluntad narrativa, como la de quien desea contar algo del modo más claro posible, que una voluntad reinterpretativa, como la de quien quiere ahondar en las raíces de la vida posterior. Tienen también en común que hablan de niños que se sabían no queridos, o no suficientemente queridos, y que buscaban a tientas distintas formas de remediar su desamparo afectivo.

Se diferencian en que la novelita de Kaschnitz se desarrolla por momentos en un clima onírico y es un tanto surrealista; mientras que la de Jünger es lineal y principalmente se centra en la formación singular de un niño con un mundo interior propio que los adultos que le rodean no comprenden.

Son, por tanto, novelitas de interés para los interesados o en los autores y su época, o en la infancia y en aspectos de la que cabría llamar la construcción intelectual y emocional de la personalidad. O, dicho de otro modo: para mí han sido buenas lecturas pero son experiencias vitales demasiado literaturizadas para gustar a una mayoría de lectores. Los posfacios de ambas dan más datos.

Marie Luise Kaschnitz. La Casa de la Infancia (Das Haus der Kindheit, 1956). Barcelona: Minúscula, 2009; 137 pp.; trad. de Rosa Pilar Blanco; posfacio de Cecilia Dreymüller; ISBN: 978-84-95587-54-1.
Ernst Jünger. Venganza tardía (Sp. R. Drei Schulwege, 1991). Barcelona: Tusquets, 2009; 116 pp.; trad. y posfacio de Enrique Ocaña; ISBN: 978-84-8383-114-4.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo