Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Seguir un rastro' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
MullerBrunoLoro.jpg

lunes, 30 de noviembre de 2009

Seguir un rastro


Un loro en mi granja,
de Lucie Müllerova y Pep Bruno, es un buen ejemplo de cómo se cuenta una historia con palabras e ilustraciones inseparablemente, de cómo un álbum infantil guiña el ojo al lector adulto y de cómo un relato puede ser un puente hacia lecturas posteriores para el lector niño, en este caso si algún adulto le pone tras el rastro que deberá seguir.

El narrador, poco a poco, va presentándole al lector a los distintos animales de su granja y, en particular, le habla del papel tan importante que juega en ella un mandón loro rojo. Las ilustraciones, todas a doble página, con figuras recortadas y pegadas encima del paisaje de fondo, van mostrando distintas perspectivas de la granja hasta que, al final, la vemos completa. Tampoco conocemos al narrador hasta el final, aunque intuimos desde el comienzo que debe ser alguien singular y tan imperioso como su loro.

Lucie Müllerova. Un loro en mi granja (2009). Texto de Pep Bruno. Zaragoza: Edelvives, 2009; 28 pp.; ISBN: 978-84-263-7341-0.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo