Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'La palabra más emocionante' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
ChestertonSurprise.jpg

sábado, 23 de enero de 2010

La palabra más emocionante


The Surprise
fue una obra teatral que Chesterton escribió en 1932 y que durante su vida nunca llegó a publicarse. Su secretaria Dorothy Collins la editó en 1952 y fue representada un año después. Algunos expertos la consideran el mejor de los intentos teatrales de Chesterton provocados por su amigo Shaw, que le decía una y otra vez que había nacido para el teatro y que debía dedicarse a él: la correspondencia entre ambos que se incluye en la edición que cito abajo es ilustrativa.

Son dos actos de tres escenas. En el primer acto el Autor, un personaje que tiene un teatrillo de marionetas, charla con el Monje, un franciscano con fama de milagrero; luego representa una función escrita por él que trata sobre los enredos que tienen lugar cuando una princesa aguarda la llegada de un rey que, tiempo atrás, había prometido casarse con ella. En el segundo, después de una intervención del Monje a petición del Autor, vuelve a repetirse la representación pero los personajes se salen del guión y actúan como desean: las sorpresas, entonces, son otras.

Chesterton desea mostrar la sorpresa que siempre causa la libertad: contrastar «la tragedia del autor», o su inclinación natural a no dejar que sus personajes sean como les corresponde ser y a comportarse como un pequeño dios en su propio mundo, con la forma de actuar de Dios, que respeta que los hombres obren como deseen aunque se confundan. Si la sorpresa en la obra del Autor se debe a la propuesta del juglar a la princesa y a los sobresaltos que sufren sus personajes, en la obra de Chesterton son el Monje primero y los personajes después quienes sorprenden al Autor.

Desde fuera, la sorpresa para los lectores provendrá de las paradojas que corren por el fondo: la exaltación de la libertad conduce a su pérdida, la obediencia por amor conduce a la mayor libertad. Por eso, quien acepta la libertad como un don y la entiende como una respuesta, en este caso la doncella de la princesa, llamada María, puede decir que obediencia es «la palabra más emocionante del mundo».

G. K. Chesterton. The Surprise (1932), contenida en el volumen XI de las Collected Works of G. K. Chesterton. San Francisco: Ignatius Press, 1989; p. 297 a la p. 343 de 611 pp.; compiled and introduced by Denis J. Conlon; ISBN: 0-89870-237-2.
Edición en castellano, titulada La sorpresa, en Sevilla: Ulises, 2014; 132 pp.; trad. de Enrique García-Máiquez; ISBN: 978-8494100277.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo