Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Verdades sin recetas' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta

domingo, 27 de junio de 2010

Verdades sin recetas


Algunos escolios de Nicolás Gómez Dávila sobre Arte.

Sobre arte en general:

—«La estética, como la historia, da verdades sin dar recetas».

—«La obra de arte no resuelve sino problemas artísticos».

—«En arte no puede haber herejías: el acierto estético es la ortodoxia».

—«Comunicación o expresión no son fines, sino meramente medios, de la obra de arte».

—«La índole de la obra de arte puede depender de condiciones sociales, pero su calidad estética de nada depende».

Sobre arte moderno:

—«La pintura no-figurativa es el realismo de nuestro tiempo.
Lo abstracto es el único medio dado a la imaginación para afrontar su destino».

—«Las extravagancias del arte moderno están enseñándonos a apreciar debidamente las insipideces del arte clásico».

—«Recordemos al admirador de lo contemporáneo que las obras de arte más admiradas por sus contemporáneos suelen ser las que la posteridad observa con mayor ironía».

—«El titanismo del arte moderno comienza con el titanismo heroico de Miguel Ángel y concluye con el titanismo caricatural de Picasso».

—«Haber convertido en fórmula el horror a la fórmula caracteriza el arte moderno».

—«El verdadero mérito del arte moderno está en habernos abierto los ojos para los estilos no-clásicos».

Y otro más, larguísimo para los estándares del autor, con una interesante distinción:

—«Rango cultural y rango estético de la obra de arte son categorías distintas.
El rango cultural depende de la calidad de la cultura a la que la obra pertenece, el rango estético depende de la calidad de la obra.
Obras de bajo rango estético pueden tener alto rango cultural, porque llevan consigo los valores de la cultura insigne a la que pertenecen.
Inversamente, obras de rango cultural bajo, pueden ser redimidas por su excelencia estética».

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo