Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'El redescubrimiento del gusto' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta

domingo, 1 de agosto de 2010

El redescubrimiento del gusto


Más escolios de Nicolás Gómez Dávila sobre cuestiones literarias.

Sobre la crítica literaria:

—«Cultura literaria es el arte de ver al trasluz de formas convencionales, o de vocablos obsoletos, la autenticidad estética de una obra».

—«Al hablar de un poeta es tonto insistir sobre sus poemas fracasados. Lo normal es que los poemas fracasen.
Un poeta no es más que sus triunfos».

—«De los defectos de un gran escritor se debe hablar con respeto».

—«Mientras un libro no haya perdido su actualidad, nadie sabe si es importante».

—«El enigma de la crítica es que los años la hagan solos».

—«Lo que el artista se propuso se debe tener en cuenta para entenderlo, no para juzgarlo.
No hay estética de la buena voluntad».

—«Al que yerra de buena voluntad se le imputan a la vez su buena voluntad y el error».

Sobre los críticos:

—«Los críticos patriotas les inventan genios a las literaturas pobres.
Nada daña más el gusto que el patriotismo».

—«El pecado mortal del crítico está en soñar secretamente que podría perfeccionar al autor».

—«Una reseña de literatura contemporánea nunca permite saber si el crítico cree vivir en medio de genios o si prefiere no tener enemigos».

—«Entre dos críticos literarios que dicen lo mismo, el uno puede parecernos ilegible y estúpido, el otro delicioso y agudo.
El arte de la crítica es inseparable de la personalidad del crítico».

—«Crítico de talento es ante todo el que despierta en su lector el deseo de leer, o de no leer, el libro de que habla».

—«Al hallar la fuente de una obra, el crítico literario cree descubrir su explicación, cuando meramente tropieza contra su pretexto».

—«Críticas de crítico viejo a nueva excelencia literaria no suelen ser pertinentes, pero generalmente no son falsas».

Sobre la literatura y el buen gusto:

—«El único escritor del XVIII resucitado por la admiración de nuestros contemporáneos ha sido Sade.
Visitantes de un palacio no admiran más que las letrinas».

—«Deploremos menos la obscenidad del novelista actual que su infortunio.
Cuando el hombre se vuelve insignificante, copular y defecar se vuelven actividades significativas».

—«Lo que es cambiante, variable, móvil, no es el gusto, sino el mal gusto».

—«La tarea ineludible de la crítica, mañana, será el resdescubrimiento del gusto».

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo