Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Dudar de las dudas' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta

domingo, 19 de septiembre de 2010

Dudar de las dudas


Escolios
de Gómez Dávila sobre la libertad, la verdad y el relativismo.

Acerca de la libertad:

—«Libertad es el término que más se emplea sin saber qué significa».

—«La libertad merece únicamente el respeto que merezca la actividad en la que se vierte».

—«Libertad real no existe sino donde una pluralidad de amos permite trasladarse de uno a otro fácilmente».

—«La libertad auténtica consiste en poder adoptar un amo auténtico».

—«Ninguna obra, en ningún campo, es producto de la libertad.
Todas son consecuencias de yugos que la libertad acepta».

—«La dignidad del hombre no está en su libertad, está en la clase de restricciones a su voluntad que libremente acepte».

—«El precio de la libertad absoluta sería una vulgaridad sin límites».

—«La libertad de traicionar es la que el fanático de la libertad reclama con mayor ahínco».

—«El hombre de hoy es libre como el viajero perdido en el desierto».

Acerca de la verdad:

—«Buscar la “verdad fuera del tiempo” es la manera de encontrar la “verdad de nuestro tiempo”.
El que busca la “verdad de su tiempo” encuentra los tópicos del día».

—«El momento de mayor lucidez del hombre es aquel en que duda de la duda».

—«Las verdades no son relativas. Lo relativo son las opiniones sobre la verdad».

Acerca del relativismo:

—«El relativismo es la solución del que es incapaz de poner las cosas en orden».

—«Donde se puede decir todo, todo se dice de cualquier manera; donde todo se diga de cualquier manera, no se está diciendo nada».

—«El relativismo estético es tesis errónea, pero fue protesta justificada contra nociones insuficientemente universales de la belleza».

—«El relativista rara vez se relativiza a sí mismo».

—«El tonto no se contenta con violar una regla ética: pretende que su transgresión se convierta en regla nueva».

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo