Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Recomponiendo un rompecabezas' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
CarletonCuatroH.jpg

viernes, 10 de septiembre de 2010

Recomponiendo un rompecabezas


Cuatro hermanas,
de Jetta Carleton, es el único libro de su autora, como lo fue Matar un ruiseñor, de Harper Lee.

En ella se cuenta la vida de la familia Soames. La pequeña, Mary Jo, cuenta el primer capítulo en primera persona: hacia 1950, una reunión familiar en una granja en Misuri, que sirve para presentar a sus padres, Matthew y Callie, a sus hermanas mayores, Jessica y Leonie, y a un hijo de Leonie; y para enterar al lector de que había otra hermana Mathy, que falleció joven y tuvo un hijo, Peter, que ahora está de viaje por Europa. Los capítulos posteriores, en tercera persona, se centran en cada uno de los demás miembros de la familia.

Es una buena narración, cálida y cordial, en la que todo va desplegándose con orden. Los personajes quedan bien dibujados en sus distintos modos de ser y resultan cercanos. Los más sensatos tienen sus momentos de insensatez y, como consecuencia, se producen algunos intensos arrepentimientos como los de las heroínas de Jane Austen. Los diálogos son, al mismo tiempo, naturales y precisos: revelan bien a quienes hablan, hacen progresar la historia, presentan hasta dónde alcanzan los personajes en sus intentos de recomponer el rompecabezas de sus vidas. Y de fondo, con altibajos y limitaciones, un factor sin el que nada se comprendería: la confianza en Dios de Matthew y Callie.

Jetta Carleton. Cuatro hermanas (Moonflower Vine, 1962). Barcelona: Libros del Asteroide, 2009; 416 pp.; trad. de María Teresa Gispert; ISBN: 978-84-92663-04-0.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo