Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Tiempo para pensar' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
BauschPaz.jpg

viernes, 5 de noviembre de 2010

Tiempo para pensar


Paz,
de Richard Bausch, es una novela corta, de gran calidad y excepcionalmente intensa.

Segunda Guerra Mundial, Italia, cerca de Cassino, 1944. Una patrulla norteamericana de reconocimiento avanza por detrás del ejército alemán en retirada. Cuando repelen el ataque de un soldado alemán que mata a dos hombres, el sargento mata también, tal vez innecesariamente, a la mujer que lo acompaña. A continuación, el sargento ordena al cabo Marston y a los soldados Joyner y Asch, que, guiados por un italiano sospechoso al que han detenido, se adelanten y suban una colina para inspeccionar el terreno. La novela cuenta sólo esa noche: la marcha penosa de los cuatro hombres con un tiempo que va empeorando, el temor de los americanos a que el italiano les traicione y a que un francotirador les alcance; y, sobre todo, las discusiones agrias entre los propios soldados —el malhablado y provocador Joyner, el judío Asch y el cabo Marston— y sus consideraciones acerca de si han de denunciar o no a su sargento por la muerte que presenciaron. Al hilo de lo que ocurre, recuerdan momentos de su pasado, en el propio ejército y en los Estados Unidos.

El relato está centrado en el dilema moral de los protagonistas pero también transmite con fuerza los sufrimientos físicos y las tensiones propias de las circunstancias por las que pasan. Los personajes están bien dibujados, en especial el cabo Marston, los diálogos tienen fuerza, las expresiones soeces encajan en el perfil de quien las pronuncia y en lo propio de la situación, las descripciones del paisaje son breves y claras, el final es acertado. Las reacciones interiores de Marston se cuentan con sencillez y con pocas pero sugerentes comparaciones: así, cuando rememora un desembarco bajo el fuego en la playa de Salerno, el narrador indica que «no hubo tiempo para pensar; su memoria lo había registrado como el intento de detener una fuga de agua en un espigón, llorando todo el tiempo. No, Marson no había sentido ninguna firmeza, solamente el impulso de hacer todo lo posible para no morir y la convicción, alojada como una piedra en el diafragma, de que no sobreviviría al minuto siguiente». En otro momento, Marston piensa en la novela El rojo emblema del valor: «la conclusión que sacaba Crane (a saber, que su personaje del soldado había visto la Gran Muerte y ésta, a fin de cuentas, era muerte y nada más) le parecía absolutamente falsa, peligrosa y estúpidamente romántica».

Richard Bausch. Paz (Peace, 2010). Barcelona: Los Libros del Lince, 2010; 196 pp.; trad. de Luis Murillo Fort; ISBN: 978-84-937562-5-3. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo