Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Fuego, alas y una espada desenvainada' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
SutcliffDesterrado.jpg

jueves, 28 de octubre de 2010

Fuego, alas y una espada desenvainada


Aunque no sea un relato tan acabado como los demás de Rosemary Sutcliff publicados en castellano hasta el momento, Desterrado es excelente y también se ambienta en la época del dominio de Roma sobre Britania.

Beric, un niño romano de pocos meses que sobrevive a un naufragio, es educado en una tribu celta como uno más. Cuando tiene dieciséis años es desterrado debido a que un druida atribuye a su presencia las desgracias que sufre su pueblo. En la ciudad de Isca Dummnoniorum, a la que va con la intención de alistarse como legionario, es engañado por un mercader griego y hecho esclavo. En Roma es comprado por un magistrado romano de cuya casa termina huyendo. Capturado de nuevo, es condenado a galeras que, al cabo de un tiempo, han de navegar hasta Britania para llevar allí al legado Cornelio Cloro.

Como en las demás novelas de Sucliff, el protagonista es un hombre desplazado y maltratado por la vida. Esta vez, aunque no tenga ni ninguna tara física como en otras ocasiones, las desgracias van cayendo sobre él hasta casi abatirle por completo. He leído algunos comentarios acerca de que la reconocida fidelidad de Sutcliff a la hora de recrear los pormenores del pasado no se aplica, en este caso, al interior de las galeras romanas. En cualquier caso, su elegancia narrativa se nota en la contención con que presenta varias escenas brutales de peleas y de castigos, y en que sus descripciones precisas y poéticas tienen, como siempre, una gran capacidad de poner en pie a los personajes y de dar vida a lo que ocurre, así como un notable poder de conducir al lector a reflexiones de más alcance. Así, cuando Rhiada, un arpista ciego, escucha murmullos de admiración de las mujeres ante la puesta del sol, le pide a Beric que se la describa: «Beric se quedó un momento en silencio. ¿Cómo podía uno describir aquella luz aterradora, aquel hiriente resplandor a Rhiada, que vivía en la oscuridad?
—Es fuego, alas y una espada desenvainada —dijo finalmente».

Rosemary Sutcliff. Desterrado (Outcast, 1955). Barcelona: Plataforma Editorial, 2010; 300 pp.; trad. de Juan M. Valcárcel; ISBN: 978-84-96981-00-3. [Vista de la novela en amazon.es]

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo