Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Por qué se alegran los niños' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
PatronPoderSLucky.jpg

jueves, 26 de mayo de 2011

Por qué se alegran los niños


El poder superior de Lucky,
de Susan Patron, es un relato con un narrador encantador, comparable con los de las novelas de Kate DiCamillo. Su protagonista es Lucky Trimble, una chica de diez años, que colecciona y estudia insectos, y que tiene una perrita llamada HMS Beagle en honor de Darwin (entusiasmo que comparte con más protagonistas de novelas norteamericanas premiadas en los últimos años, como La evolución de Calpurnia Tate). La tutora de Lucky es Brigitte, una chica francesa que fue novia de su padre antes de que su padre la tuviera a ella. Viven en una caravana en Pote Seco, California, un poblado en el que sólo hay unas cuarenta personas que tienen detrás unas historias tristes y sobreviven gracias a las ayudas estatales. Lucky sueña con llegar a tener un Poder Superior, idea que ha oído, a escondidas, en las reuniones de Anónimos —alcohólicos, jugadores, comedores compulsivos, fumadores…—: en ellas ha escuchado una y otra vez «que la situación empeoraba y empeoraba y empeoraba antes de tocar fondo, y que sólo después de tocar fondo lograban hacerse con el control de sus vidas. Y sólo entonces encontraban su Poder Superior». Y, cuando los indicios le hacen sospechar que Brigitte la dejará para irse a Francia, Lucky decide escaparse…, justo cuando estalla una gran tormenta de arena.

Lo mejor, aparte de la maestría del narrador, son personajes como la misma Lucky, su amigo Lincoln, un chaval obsesionado con hacer nudos, y el niño de cinco años Miles, que vive con su abuela y se alegra de que su madre esté en la cárcel porque, dice, «entonces es que no está lejos de mí a propósito». Luego, el libro tiene interés como una pieza más del puzle social actual: presenta situaciones personales y sociales muy desastradas e indirectamente hace notar que si los adultos están desorientados en sus vidas cómo no van a estarlo los niños (en este sentido siempre pienso si ese tipo de narraciones, a la vez lacrimógenas y bienhumoradas, no son una especie de analgésico que provoca una compasión que no cuesta nada e incluso es entretenida...). Otro asunto, que ha sucedido no pocas veces con novelitas infantiles norteamericanas, es que la primera página contiene una pequeña historia que Lucky oye acerca de una serpiente que pica a un perro en el escroto, palabra cuyo significado desconoce: el asunto no tiene relevancia narrativa ninguna y, por tanto, parece ser sólo una maniobra publicitaria para, tal como sucedió, provocar reacciones escandalizadas a las que se responde con el escándalo de quien dice no comprender que otros puedan escandalizarse antes. En fin, barullo.

Susan Patron. El poder superior de Lucky (The Higher Power of Lucky, 2006). Barcelona: Noguer, 2011; 150 pp.; iIust. de Núria Feijoo; trad. de Alberto Jiménez Rioja; ISBN: 978-84-279-0120-9.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo