Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Los únicos temas de interés' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta

sábado, 13 de agosto de 2011

Los únicos temas de interés


Chesterton
publicó un artículo semanal en The Illustrated London News desde 1905 hasta su muerte, salvo algunas ocasiones aisladas y durante los meses en los que estuvo enfermo de gravedad, entre noviembre de 1914 y mayo de 1915. Años atrás esos artículos han sido publicados en varios volúmenes por la editorial Ignatius Press: cuando escribo esto falta el correspondiente a los años 1935 y 1936.

Durante la vida de Chesterton se publicaron libros que recopilaban artículos tomados de aquí: All Things considered, Charlas, Come to Think of It, All is Grist, All I Survey, Avowals and Denials, As I Was Saying. En las recopilaciones póstumas que publicó su secretaria, una la compuso con artículos que procedían de la misma fuente: The Glass Walking-Stick, titulado El color de España en la edición española.

En esos libros los artículos a veces tienen otros títulos del que tuvieron cuando se publicaron en prensa y, a veces, están algo modificados o incluso recogen párrafos de distintos artículos. Sería una tarea interesante, que yo empecé pero no seguí porque tampoco vi que me aportara mucho, contrastar los originales para la prensa y los que luego se publicaron en libro.

En los primeros artículos que Chesterton publicó trataba dos o tres temas, forma de actuar que abandonó con el paso de las semanas. También, al principio, se hacía eco, con más frecuencia de lo que hará posteriormente, de las cartas que recibía. Como es lógico, van saliendo en ellos cuestiones de actualidad: personas que fallecen, noticias sociales o políticas, libros que se publican, debates del momento, etc.
Con el paso del tiempo se ve cómo Chesterton fue hábilmente saltándose la condición que se le impuso a sus colaboraciones: «En estas columnas no se me permite hablar de política o de religión, lo que es un inconveniente; son los dos únicos temas que me parece a mí que tienen el más ligero elemento de interés para un hombre sano» (7 de abril de 1906).

En sábados sucesivos iré poniendo comentarios a esos libros y notas que he ido tomando al leerlos.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo