Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Artificioso y absorbente' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
MulliganReyesBasura.jpg

jueves, 12 de enero de 2012

Artificioso y absorbente


Reyes de la basura,
de Andy Mulligan, (titulado en una nueva edición, igual que la película, Trash, Ladrones de esperanza) es un relato absorbente que me ha recordado a Slumdog Millionaire.

Se ambienta en una ciudad llamada Behala (que por la historia del autor estaría en Filipinas), donde hay un gran basurero en el que sobreviven muchas personas recogiendo restos. Los protagonistas son tres chicos, Rafael Fernández, Gardo y Rata, que un día encuentran un misterioso bolso con un nombre, una llave y unas instrucciones dentro. La policía intenta recuperar ese bolso pero ellos no dicen nada y, siguiendo las pistas que tienen, acaban entrevistándose con un dirigente político encerrado en la cárcel desde hace tiempo y averiguando el origen real de la fortuna de un hombre poderoso.

La novela está narrada por quienes vivieron los hechos: sobre todo por los mismos protagonistas, pero también por el Padre Julilliard, director de la Escuela Misionera de Behala, que conoce a los chicos y pide a otras personas que vayan contando su participación en lo que ocurrió, como Olivia Weston, que era supervisora en su Escuela, y a otras personas con un papel pequeño. En este sentido buena parte del impacto de la narración se debe a su artificiosidad (igual que Slumdog Millionaire), y no hay duda de que resultan forzados algunos pasos del relato y ciertos aspectos del desenlace. Pero lo cierto es que tanto el hilo argumental como la sórdida vida en el basurero atrapan al lector: la primera de las claves es que la historia tiene gancho; otra es la buena dosificación con la que llega la información y el encaje de las distintas maneras de contar y de los diferentes puntos de vista; y otra es el tono amable con el que los chicos lo cuentan todo, con claridad pero sin ironía, con buen humor, y sin intentar azuzar en exceso la indignación del lector.

Andy Mulligan. Reyes de la basura (Trash, 2010). Barcelona: Salamandra, 2011; 219 pp.; trad. de Santiago del Rey; ISBN: 978-84-9838-390-4. Nueva edición, titulada Trash. Ladrones de esperanza, en Salamandra, 2014; 224 pp.; ISBN: 978-8498386431. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo