Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Distintos modos de ser valiente' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
ClarkCasaAngelG.JPG

miércoles, 11 de abril de 2012

Distintos modos de ser valiente


La casa del Ángel de la Guarda,
de Kathy Clark, cuenta lo que vivieron la tía y la madre de la autora, en Budapest, durante los años 1944 y 1945.

Susan y Vera tienen doce y diez años cuando, en diciembre de 1943, la policía detiene a su padre para llevárselo a un campo de trabajos forzados. Poco después, en febrero de 1944, la madre se deja convencer por una amiga para mandar a sus hijas al convento de las Hermanas de la Caridad. Allí, junto con otras 120 niñas judías, viven a la espera de que termine la guerra. La historia dice cómo era la vida en el convento, las amistades y aprendizajes de las niñas, las precauciones que las monjas toman por si los soldados llegan a entrar en el convento, como así acaba ocurriendo, los momentos de peligro que corren y las noticias que les llegan de las cosas que pasaban en el exterior.

La narración, que respira verosimiltud, es sobria y tensa. Todo se cuenta desde la perspectiva de Susan, preocupada de cuidar de su hermana pequeña e inquieta por preservar su identidad judía entre las monjas. Tienen relieve también una prima mayor de Susan y una chica gitana que un día se une a ellas. Pero son personajes notables, sobre todos, la superiora y la hermana Agnes, una mujer alegre y comprensiva, de quien las niñas aprenden que hay distintos modos de ser valiente.

Kathy Clark. La casa del Ángel de la Guarda: un refugio para niñas judías (The Guardian Angel House, 2006). Barcelona: Bambú, 2011; 241 pp.; trad. de Noemí Risco; ISBN: 978-84-8343-127-6.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo