Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Un tipo asombroso' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
PearceCampbell.JPG

viernes, 20 de abril de 2012

Un tipo asombroso


Roy Campbell
(1901-1957) fue un importante poeta sudafricano de vida revuelta, personalidad controvertida, y una obra poderosa, bien descritas en la excelente biografía de Joseph Pearce. En ella sigue su vida cronológicamente, con simpatía y admiración, pero sin esconder ni suavizar los sucesos y rasgos menos elogiables de su conducta y de su personalidad. Cuando corresponde incluye trozos de sus poemas, para explicar algunas cuestiones puramente literarias, o para señalar qué defendía o contra quién escribía: comprender bien todo esto requeriría leer la obra original de Pearce y saber mucho inglés pues Campbell no es un poeta fácil.

El título de la edición española no me parece un acierto (aunque tenga su lógica comercial) pues es menos equilibrado que el original inglés, que se refiere a uno de los aspectos más interesantes del libro: la pintura de todo el panorama literario e intelectual de la Inglaterra de la época; las tormentosas relaciones de Campbell con el grupo de Bloomsbury; su enemistad con Auden y su relación cordial con Eliot; sus contactos con Tolkien y Lewis, entre muchos otros, y su gran afinidad con Dylan Thomas —a quien promovió como poeta y con quien compartió muchas correrías alcohólicas—; etc. Campbell queda dibujado como un hombre cordial, que daba gran valor a la amistad y que tenía facilidad para tratar y comprender a la gente sencilla, pero inmisericorde a la hora de la sátira pública con sus enemigos literarios o políticos, lo que le valió críticas feroces y silencios clamorosos.

Al margen del indudable interés que pueda tener para quienes deseen conocer su obra poética —Pearce da sus valoraciones e indica lo que fueron diciendo al respecto sus contemporáneos—, un aspecto que da gran atractivo al libro para muchos es que la vida de Campbell se lee como lo que fue: una impresionante aventura. Vivió temporadas en Francia, en España, en Portugal; tuvo continuos agobios económicos y anduvo siempre al límite; se volvió un entusiasta defensor de la tauromaquia, también para incomodar a sus conocidos ingleses; se convirtió al catolicismo durante su estancia en Jávea; luego, poco tiempo antes del comienzo de la guerra Civil, se trasladó a Toledo y allí los carmelitas le dejaron un arcón con las obras originales de san Juan de la Cruz para que lo custodiase; además, en un momento comprometido, hizo la promesa interior de traducir a san Juan de la Cruz al inglés si su familia se salvaba, como así fue (y dicen los expertos que su traducción resultó ser extraordinaria); se alistó como voluntario en la segunda Guerra Mundial; se instaló, años después, en Portugal; y falleció en un accidente de automóvil en España.

Joseph Pearce. Roy Campbell. “España salvó mi alma” (Bloomsbury and beyond. The friends and enemies of Roy Campbell, 2001). Madrid: LibrosLibres, 2012; 406 pp.; trad. de Roberto H. Bernett; ISBN: 978-84-92654-74-1.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo