Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Novelas abyectas' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
GrantOlvidados.JPG

jueves, 4 de octubre de 2012

Novelas abyectas


Después del citado ayer, otro libro que da idea de la facilidad con la que Michael Grant puede armar historias complicadas es Olvidados, la primera novela de una serie de seis libros de fantasía y ciencia-ficción de los que se han publicado los cinco primeros en los EE.UU. (El título original es Gone: no sé si Olvidados responderá a lo que narran las otras novelas).

En el pueblo californiano de Perdido Beach y sus alrededores ocurre algo extraño: desaparecen repentinamente todos los mayores de quince años y los chicos que quedan intentan organizarse. Hay varios grupos: uno, en torno al sensato Sam Temple; otro, en torno a Orc, el matón; otro, en torno a Caine Soren, un chico de un colegio cercano que se hace con el dominio de la situación. Pronto se descubre que hay quienes tienen poderes especiales. La situación se deteriora cuando los servicios de control y policía, creados por los mismos chavales, se comportan de modo salvaje. Además, hay un hilo argumental aparte que sigue a una chica que ha tenido un accidente y que, como consecuencia, descubre que puede curar las heridas con sólo tocarlas y que hay un ser misterioso que controla a unos coyotes que le obedecen.

Los relatos son largos —en este tipo de sagas no se considera que la buena literatura, entre otras cosas, debe hacer corta una historia larga, sino todo lo contrario—, y los personajes y las derivaciones son muchas. No faltan las referencias a películas, canciones y libros. Todo acaba siendo desbordante, aunque la narración es clara y la acción corre rápido hacia delante, con buenos diálogos, observaciones escuetas, y continuos momentos de tensión (el autor es experto en esto y se nota: en este sentido la novela gana por goleada a las distopías citadas en notas anteriores). Como a la edad de quince años se desaparece, se usa el recurso de que cada capítulo indica el tiempo que falta para que desaparezcan tanto Sam como Caine, que han nacido casi al mismo tiempo.

Algunos comentarios han comparado esta novela con El Señor de las moscas. Sin duda, el arranque y el planteamiento inicial recuerdan un poco a esa novela, pero (dejando de lado la fuerte componente fantástica) eso pronto deja paso a una situación muy distinta: no estamos ante una novela seria que provoca la reflexión y hace notar el horror, sino ante una novela de entretenimiento que recurre a presentar niños que maltratan e incluso matan a otros niños, aparte de que haya momentos macabros y sucedan más cosas desagradables (y, según he leído aquí, parece que, al avanzar la serie, todo va enrareciéndose más). Por tanto, igual que a varias distopías citadas semanas atrás, por mi parte colocaría Olvidados en una categoría particular de novelas abyectas. No deberíamos necesitar muchas más experiencias de las que ya tenemos para comprender que trivializar la violencia y convertirla en espectáculo engendra violencia, y más aún cuando hablamos de ficciones que tratan sobre escolares y que se dirigen a escolares.

Michael Grant. Olvidados (Gone, 2008). Barcelona: Molino, 2012; 509 pp.; trad. de Raquel Herrera; ISBN: 978-84-2720-211-5.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo