Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Encender una luz' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
SteadAlcances.JPG

jueves, 7 de febrero de 2013

Encender una luz


Si no fuera porque su construcción gira totalmente alrededor de Una arruga en el tiempo, Cuando me alcances, de Rebecca Stead, para mí sería un libro magnífico. Se desarrolla en Nueva York, el año 1978. Miranda, una chica de doce años, es la narradora y protagonista. Es una entusiasta, igual que otros compañeros de clase, de la novela citada de Madeleine L'Engle. Su amigo y vecino Sal corta su relación con Miranda después de que un chico desconocido, que luego resultó ser un compañero de su mismo instituto, un día le dio un puñetazo en la calle. Luego, Miranda empieza a recibir notas misteriosas donde parece claro que alguien conoce su futuro y de donde se deduce que su vida está en peligro. En su entorno aparece muchas veces también un escurridizo mendigo.

La historia tiene una parte de misterio, una de vida cotidiana, y otra de maduración de la protagonista. La primera está vinculada con las notas que recibe Miranda: la narración está bien planificada para, por medio de sucesivas escenas en capítulos cortos —que la mayoría se titulan empezando igual: «Cosas que guardas en una caja», «Cosas que se pierden», «Cosas que escondes», etc.—, ir aumentando la curiosidad del lector y para que la resolución pueda ser más o menos prevista por quienes conocen la novela de Madeleine L’Engle. La segunda es una buenísima descripción, tanto de la vida urbana como de la vida escolar en el centro de Nueva York: esto se corresponde con los años de infancia y adolescencia de la misma escritora. La tercera se refiere, y muy bien, a cómo la protagonista va comprendiendo mejor en qué consiste la amistad; así, una vez en la que decide tomar la iniciativa para facilitarle las cosas a una chica de la que todos se burlan, comenta: «A veces nunca te sientes más mezquina que en el momento en que dejas de serlo. Es como encender una luz que te hace darte cuenta de lo oscura que estaba la habitación».

Rebecca Stead. Cuando me alcances (When you reach me, 2009). Barcelona: Molino, 2010; 205 pp.; trad. de Alicia Moreno Delgado; ISBN: 978-84-2720-034-0.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo