Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Contemplativo e intuitivo' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta

sábado, 17 de agosto de 2013

Contemplativo e intuitivo


Otro de los libros que introducen Gramática de la gratitud es Father Brown on Chesterton, un libro escrito poco después de la muerte de Chesterton por su amigo el sacerdote católico John O’Connor, que le inspirara en su momento el personaje del padre Brown. El autor hace memoria de los encuentros que tuvo con Chesterton y su mujer, Frances, empezando por la famosa conversación de 1904 en la que nació la idea del cura detective, pero también otras. En especial, aunque con discreción, da referencias de los pasos que Chesterton dio para convertirse al catolicismo y de la posterior conversión de su mujer. Se deduce, y los biógrafos posteriores lo confirmarán, que Frances tenía una gran confianza en él para todo.

O'Connor pide disculpas por usar la primera persona pero, señala, lo hace para dejar más clara la forma en que inspiró o sugirió ideas a las que luego Chesterton les sacó un provecho impensable para él. Hace una buena descripción del modo en que Chesterton «era contemplativo e intuitivo, y, cuando parecía estar ausente, en realidad estaba planeando sobre una idea como un halcón hasta que, repentinamente, alcanzaba una sorprendente conclusión». Así, un poema como Lepanto surgió, en 1912, a partir de una charla en la que O’Connor le habló de esa batalla en comparación con la de Trafalgar, en la que nada estaba en juego más que la supremacía financiera de Londres y, con ella, la revolución industrial y el trabajo infantil en las fábricas.

John O’Connor. Father Brown on Chesterton (1937).

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo