Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Somos un misterio' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
FordCanada.JPG

viernes, 17 de enero de 2014

Somos un misterio


Sobre Canadá, de Richard Ford, es suficientemente clarificadora esta reseña. Coincido con ella, en particular, en la excelencia de la primera parte del relato: la descripción de la vida familiar del narrador, Dell Parsons, después de un comienzo con tanto tirón como este: «Primero contaré lo del atraco que cometieron nuestros padres. Y luego lo de los asesinatos, que vinieron después». Debo decir que me pareció inferior a sus novelas largas previas —que, por orden de preferencia, son El día de la independencia, Acción de gracias, y El periodista deportivo— pero, en cualquier caso, me atrajo. Eso, seguramente, se debe también a que conecto bien con el narrador sereno típico de Ford y porque, aunque me parezca pobre, comprendo y me parece revelador su enfoque vital tipo «esto es lo que hay».

Eso sí, la personalidad de Dell Parsons y la de su anterior héroe, Frank Bascombe, se parecen mucho. Bascombe hablaba de un tipo, en un coche, «codo encima del borde la ventanilla, escuchando jazz progresivo, mientras sonríe y hace como que lo tiene todo controlado, cuando de hecho no hay nada que controlar»; y Dell Parsons apunta, en un momento de la historia, que «intentaba reafirmarme como hombre de la casa y tomar las riendas de cosas que nadie podía controlar». Y seguro que, si repasáramos las novelas de Bascombe, podríamos encontrar ideas que Parsons repite, como la de que, en el meollo de muchos planes, siempre hay algo que no cuadra pues los seres humanos no actuamos de formas siempre previsibles. O consideraciones como la de que, cuando era chaval, «estaba muy contento con el rumbo que tomaba mi vida, lo que, visto retrospectivamente, era una tontería, porque no tenía la menor idea del rumbo que tomaba mi vida». O que «no está bien hacer como que las cosas no hubieran acontecido nunca por malas que fueren, como si uno hubiera podido abrirse paso de cualquier otra manera hasta el presente». La conclusión, la misma siempre pero interesante pues es verdadera, es esta: «es un misterio cómo somos. Un misterio».

Richard Ford. Canadá (2012). Barcelona: Anagrama, 2013; 510 pp.; col. Panorama de narrativas; trad. de Jesús Zulaika; ISBN: 978-84-339-7871-4.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo