Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Una serie bien construida' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta

jueves, 13 de febrero de 2014

Una serie bien construida


Hace años se publicaron unas novelas juveniles de intriga detectivesca, firmadas por Emily Rodda y otros escritores, bien escritas y construidas, que son mucho más valiosas de lo que podría parecer: ni el diseño de las cubiertas, ni el nombre de la colección y del grupo de protagonistas, Teen Power, son afortunados. Los componentes de la pandilla son tres chicas y tres chicos que deciden ofrecerse para realizar toda clase de trabajos en su barrio y así ganar algo de dinero: Liz, responsable, la organizadora; Sunny, de origen chino, deportista y experta en artes marciales; Richelle, la guapa, muy pendiente de sí misma; Nick, un chico de clase alta, experto en ordenadores; Tom, larguirucho, buen dibujante, con un padrastro incómodo; Elmo, el hijo del propietario y director del periódico del barrio.

Cada relato lo narra uno de ellos, con lo que, al paso que se ven envueltos en un misterio, se ponen de manifiesto los modos de ser de cada uno, cómo se ven a sí mismos y cómo ven a los demás, las rivalidades que se dan entre ellos, la vida familiar que tienen, etc. Además, no es sólo que cada voz narrativa sea distinta, sino que también resulta convincente: aunque se respetan las convenciones del género, pues no hay exceso de violencia y los finales son satisfactorios, no se ocultan los defectos o los ramalazos egoístas o irritantes de sus protagonistas. Así, Richelle ve una chica con ropa pasada de moda y dice «sentí una punzada de compasión. Pobrecilla, pensé. Imagínate, tener que ir por ahí con esa ropa». Luego, al hilo principal de cada relato se le suman dos o tres pequeñas subtramas que añaden interés a la historia.

En el primer libro, que narra Liz, salvan de la desaparición el periódico local pues una compradora avariciosa quiere hacerse con él. En el segundo es Tom el que cuenta cómo resuelven una oleada de agresiones con robos en el barrio. En el tercero les contratan para que intervengan en la filmación de un anuncio, acompañando a una chica joven ya famosa, y es Richelle la que habla de lo que ocurre y de sus intentos de hacerse con el protagonismo. El cuarto, que cuenta Elmo, es sobre la desaparición de gatos en el barrio. En el quinto se disfrazan de conejos para intervenir en la promoción de una confitería, con una propietaria como la bruja de Hansel y Gretel, mientras Sunny, la narradora, se debate entre marcharse o no con su padre a Estados Unidos. En el sexto han de cuidar la casa de superlujo de unos amigos de los padres de Nick, joyeros, mientras ellos se marchan unos días.

Emily Rodda y otros autores. TEEN POWER (Teen Power Inc., 1994; reeditada, unos años después, como The Raven Hill Mysteries). Las seis novelas publicadas en castellano, las primeras y las únicas que conozco, son: Emily Rodda, El fantasma de Raven Hill (The Ghost of Raven Hill, 1994); Emily Rodda y John St. Claire, El aprendiz de brujo (The Sorcerer's Apprentice, 1994); Emily Rodda y Mary Forrest, Desaparece una estrella (The Disappearing TV Star, 1994); Emily Rodda y Mary Forrest, Maullidos (Cry of the Cat, 1994); Emily Rodda, Pánico en La Casita de Mazapán (Beware the Gingerbread House, 1994); Emily Rodda y John St. Claire, Alarma verde esmeralda (Green for Danger, 1994); Barcelona: Juventud, 1997; 127 pp.; trad. de Concha Cardeñoso; ISBN: 84-261-3046-1, 84-261-3048-8, 84-261-3050-X, 84-261-3055-0, 84-261-3068-2, 84-261-3070-4.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo