Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Emotiprendas pirotécnicas' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
DiterlHeroeWond2.jpg

miércoles, 7 de mayo de 2014

Emotiprendas pirotécnicas


El héroe de WondLa, de Tony DiTerlizzi, continúa con las aventuras de Eva Nueve en el planeta Orbona, tal vez la Tierra en un futuro muy lejano. Es un libro que conviene leer después del primero; se podría decir que no sólo después sino justo a continuación del primero para recordar bien a los personajes que aparecieron entonces. Incluso he pensado que tal vez sería mejor esperar a que aparezca el tercer volumen para leer los tres seguidos...

Al final del libro anterior Eva Nueve había entrado en contacto con un chico llamado Hailey que venía en una nave espacial un poco antigua. Al comienzo de esta historia los lleva, a ella y a Rovender, a Nueva Ática, un lugar donde, aparentemente, todo es armonía. Pero enseguida queda claro que la felicidad que supuestamente hay allí, y tanto control como ejerce Cadmus Pryde, el fundador de la colonia, esconde algo turbio. Por tanto, Eva, Rovender, Hailey y una tal Eva Ocho —que había llegado tiempo atrás a la ciudad— terminan huyendo y siendo perseguidos por los guerrobots y otros seres que Cadmus envía tras ellos.

El libro tiene iguales cualidades que la primera entrega. En primer lugar, claridad narrativa y buenas descripciones de personajes singulares y de ciudades o escenarios como los de La Guerra de las Galaxias. Pero, sobre todo, pues es lo más distintivo de la serie y lo que la pone por encima de otras, las ilustraciones magníficas con las que se da comienzo cada capítulo, aparte de algunas otras en el interior, inspiradas en las de Denslow para los libros de Oz. También hay toques de buen humor en el lenguaje que usan las adolescentes de Nueva Ática: «¡Clóname!», «¡qué electromoción!», «¡qué pirotécnico!», «¡me dejas completamente cortocircuitada!»…; y ejemplos de moda funcional y futurista, como las «emotiprendas, para demostrar tus verdaderos sentimientos», o las «utilitúnicas con climatifibras termotintadas».

El libro sigue las pautas habituales de las segundas entregas de este tipo de distopías: se responden algunas preguntas planteadas en la primera novela, la protagonista ya no es una niña y ha madurado, se descubre una conspiración en marcha, y los acontecimientos se van dirigiendo hacia que sea ella precisamente quien lidere una rebelión en la que su figura será la que aglutine a los pueblos sojuzgados —«el liderazgo no se hereda, se gana con las acciones. Tú te comportas como un líder, Eva Nueve. Como un héroe. Eres mi WondLa»—. La narración acentúa el valor de la lealtad y la amistad y, naturalmente, el respeto a la naturaleza: «la tierra no le pertenece a nadie. Nosotros pertenecemos a la tierra. El planeta debe ser libre para respirar y crecer, igual que nosotros respiramos y crecemos».

Tony DiTerlizzi. El héroe de WondLa (A Hero for WondLa, 2012). Madrid: Hidra, 2013; 445 pp.; trad. de Adela Padín Romero; ISBN: 978-84-15709-07-7. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo