Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Un héroe poco lúcido' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
GrishamActivista.JPG

jueves, 11 de diciembre de 2014

Un héroe poco lúcido


El activista es el cuarto libro de John Grisham con las andanzas de Theodore Boone. Por un lado, en su escuela nota que hay recortes presupuestarios debido a que despiden a un profesor. Por otro, en la ciudad hay quienes se plantean construir una carretera de circunvalación que algunos no ven bien: grupos ecologistas que piensan que afectará mucho a un colegio y a unas instalaciones deportivas cercanas, un compañero de clase cuyos abuelos tienen terrenos que pueden ser expropiados, etc. Además, en una salida con los scouts, a un chico imprudente le muerde una serpiente y Theo es, más o menos, responsable. Otro incidente que también lo pone a prueba se da cuando unos tipos golpean salvajemente a su perro y los padres de Theo los llevan a juicio.

Relato con menos tensión que otros del autor y del personaje pues, esta vez, abundan más de la cuenta las lecciones educativas y el argumento se dirige a que Theo demuestre su capacidad retórica en distintos ámbitos. El héroe sabe que algunas de sus actuaciones son dudosas y, en esos casos, se plantea si actúa bien o mal, por ejemplo cuando curiosea en los expedientes de su padre. No pone, sin embargo, ninguna objeción al activista jefe cuando les recluta, a él y a otro chico, para su causa diciéndoles: «Me gusta la idea de que unos chavales, como vosotros dos, hagáis que los demás niños se impliquen en la lucha. Si conseguís que se indignen y se opongan a la carretera, entonces sus padres también lo harán, y los padres son los que votan. Y, en el fondo, todo es una cuestión política». Un Theo más lúcido no se habría dejado manipular y habría pensado que un buen fin tampoco justifica los medios, y que movilizar a niños para ponerlos delante de cualquier protesta es, como mínimo, problemático. En fin, la narración es fluida y el autor sabe ir pulsando las teclas apropiadas para provocar las reacciones emocionales de simpatía o antipatía en los lectores para que no les quede duda de con quien han de ir.

John Grisham. Theodore Boone: el activista (Theodore Boone: The activist, 2013). Barcelona: Montena, 2014; 266 pp.; trad. de José Serra; ISBN: 978-84-9043-119-1. [Vista del libro en amazon.es]


Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo