Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Regreso al gran cómic de acción' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
CharUderTanguyL1b.jpg

miércoles, 1 de abril de 2015

Regreso al gran cómic de acción


Ha sido una gran satisfacción —por nostalgia de antiguo lector, sí, pero también por comprobar la enorme calidad de su confección, diría incluso que por encima de lo que recordaba— ver y leer con calma la edición completa de los dos primeros tomos de Tanguy y Laverdure, de Jean-Michel Charlier y Albert Uderzo.

La edición es magnífica, pues tiene también unos buenos prólogos con la biografía y el trabajo de los autores, y con observaciones de interés sobre la serie y el impacto que causó. Las historias son emocionantes —de las que hacen comprender la descripción que hizo Hugo Pratt de que el cómic era «el cine de los pobres»—, la documentación en la que se basan es buena —Charlier se hizo piloto y tanto él como Uderzo estuvieron en las bases y en los aviones de los que hablan—, los guiones están estructurados con maestría, y los dibujos son sensacionales.

En Escuela de águilas, los dos héroes llegan a la escuela de vuelo de Mequínez; se ponen de manifiesto enseguida las personalidades de Tanguy —eficiente, responsable…—, y la de Laverdure —insensato, caótico…—; abundan las bromas entre compañeros en la base; entrenan hasta dominar el T-33; ven que hay un duro enfrentamiento entre el instructor, Darnier, y un joven y orgulloso piloto llamado Saint-Helier; y deben recuperar la cabeza de un misil que se ha extraviado y caído en el Atlas antes de que lo haga una potencia enemiga.

Luego, en Peligro en el cielo se trasladan de Mequínez a Creil y dejan el T-33 para pilotar los Super Mystére B-2; nombran a Tanguy jefe de patrulla; hay unos espías que desean conocer el caza revolucionario diseñado por los franceses y, justo al límite del tiempo, Tanguy consigue desbaratar toda la operación después de una larga persecución del avión espía siguiendo el curso del Sena. En Escuadrilla de cigüeñas dejan Creil y se van a Dijon, donde se harán cargo del nuevo Mirage III C, y allí desenmascararán a dos pilotos infiltrados que se hacen pasar por australianos. En Alas en Oriente Medio Tanguy y su escuadrilla van a Israel para conseguir que el estado israelí compre los Mirage y no los aviones de una empresa competidora que les hace todo tipo de faenas.

Jean-Michel Charlier y Uderzo. Integral Tanguy y Laverdure. Los dos volúmenes editados, los primeros de la serie, son:
Escuela de águilas (L'École des Aigles, 1959-1961). En la edición en álbum este relato se dividió en dos: Escuela de Águilas y Por el honor de la insignia (Pour l'honneur des cocardes). Tarragona: Ponent Mon, 2014; 120 pp.; trad. de Fabián Rodríguez y María Serna; ISBN: 978-1-908007-70-4. [Vista del libro en amazon.es]
Peligro en el cielo (Danger dans le ciel, 1961-1962), Escuadrilla de cigüeñas (Escadrille des cigognes, 1962-1963), Alas en Oriente Medio (Mirage sur l'Orient, 1963). Tarragona: Ponent Mon, 2015; 172 pp.; trad. de Fabián Rodríguez y María Serna; ISBN: 978-1-908007-71-1. [Vista del libro en amazon.es]


Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo