Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Poesía stevensoniana (1)' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
StevensonDevuelta.JPG

sábado, 30 de mayo de 2015

Poesía stevensoniana (1)


En la antología de sesenta y seis poemas de Stevenson titulada De vuelta del mar, preparada por Javier Marías, hay una breve introducción a la obra poética de Stevenson. Allí se indica que publicó cuatro libros de poesía durante su vida: Moral Emblems (1880), un panfleto con una tirada de noventa ejemplares; Jardín de versos para niños (1885), Underwoods (1887) —divididido en dos libros con poemas en inglés y en escocés—, y Ballads (1890). Un año después de su muerte se publicó Songs of Travel and Other Verses (1895), un libro que había dejado ya preparado y que es su mejor obra poética, y en 1918 se publicó New Poems and Variant Readings, que contenía ciento cuarenta y siete poesías.

El antólogo explica sus elecciones en una nota introductoria. Señala que descarta los poemas de Moral Emblems y A Child’s Garden of Verses, tan dependientes del metro y de la rima; los largos poemas narrativos sobre leyendas de Escocia y los Mares del Sur que se contienen en Ballads, por ser un tanto farragosos y porque sólo serían trasladables al castellano en una prosa que, además, no sería la mejor del autor; los poemas en escocés de Underwoods, por su sonoridad propia y porque no son los de más calidad, y los numerosos poemas de tipo zumbón o bromista porque se quedan a medias entre lo entrañable y lo patético.

Deja, pues, una escogida selección de sesenta y seis poemas que dan idea de la categoría de Stevenson como poeta lírico. Según afirma y explica bien el prologuista, Stevenson era un poeta de circunstancias: «aquel que sólo escribe un poema cuando una circunstancia vital se lo exige», de ahí que muchos vengan dictados o exigidos por el amor, la amistad, el sentido de la muerte, los recuerdos de su Escocia natal… Pero, como el autor «tiene una clara facilidad versificatoria (ayudado por la rima)», y un talento expresivo que nunca dejó de perfeccionar, «en los momentos más personales logra poemas espléndidos y una dicción singular poética, donde como siempre importa mucho el buen uso del adjetivo y Stevenson lo dominó. Borges también supo eso».

Robert Louis Stevenson. De vuelta del mar: antología poética. Selección y traducción de Javier Marías. Barcelona: Reino de Redonda, 2013; 244 pp.; prólogo de Luis Antonio de Villena; ISBN: 978-84-936887-4-5. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo