Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Cosas que pueden sucederte' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
DiCamilloFloraU.JPG

miércoles, 14 de octubre de 2015

Cosas que pueden sucederte


Igual que los demás libros de Kate DiCamillo, Flora y Ulises tiene un narrador y unos personajes de lo más singulares. La autora, además, emplea el recurso de contar algunos pequeños tramos de la historia con ilustraciones, unos excelentes dibujos en blanco y negro de K. G. Campbell. Así, las primeras cuatro páginas son viñetas y, en el interior, aparte de ilustraciones aisladas, en varias ocasiones hay páginas también con viñetas. Esto, aparte de ser una buena estrategia narrativa, también responde a la gran afición de la protagonista por los cómics y a que, con frecuencia, ve la realidad como si fuera un cómic, como si las palabras flotasen en globos encima de alguna gente.

Flora es una chica de diez años cuya gran referencia es un superhéroe de cómic llamado Incandesto. Todo comienza cuando su vecina hace víctima de su extraño aspirador a una ardilla que, asombrosamente, adquiere poderes extraordinarios. Así que a Flora y a Ulises, la ardilla, les empiezan a ocurrir todo tipo de incidentes. Hay que añadir que los padres de Flora están divorciados: ella vive con su madre, escritora de novelas románticas absorbida por su ocupación, pero se entiende mejor con su padre, un hombre tímido que comparte la afición de Flora por los cómics. De los demás personajes destaca William Spiver, un nuevo vecino de Flora, de su edad, que habla con mucha prosopopeya.

La historia se lee con agrado porque los diálogos son buenos, muchas observaciones del narrador son graciosas, las situaciones y frases de los cómics que lee Flora están integradas con acierto —«ese crimen debe ser impedido», «¡Santa bagumba!», «¡Santos incidentes imprevistos!», son varias expresiones que usa—, y la sofisticación del vocabulario de algunos personajes es un elemento cómico más que despierta la curiosidad (de otros personajes y, así, del lector). Por otro lado, muchos momentos humorísticos podría firmarlos Terry Pratchett, como cuando Ulises aparece por primera vez y el narrador apunta: «En la mente de una ardilla no suceden demasiadas cosas. La mayor parte de aquello que se conoce vagamente como “el cerebro de la ardilla” está dedicada a un solo pensamiento: la comida».

Es un punto interesante que Flora se considera una cínica —se supone que por su situación familiar y el comportamiento egoísta de su madre—, algo que una y otra vez ella misma ve que queda desmentido por sus reacciones primarias, incluso por el mismo hecho de que su principal referencia sea un superhéroe con la misión de salvar el mundo. Y el elemento más cómico está en que Flora juzga lo que le pasa de acuerdo con lo que ha leído en unas historietas tituladas «¡COSAS TERRIBLES QUE PUEDEN SUCEDERTE A TI!». Por ejemplo, una vez que está un poco alterada, recuerda que Cosas Terribles «había dedicado un ejemplar a enumerar los síntomas de la conmoción, pero Flora no era capaz de recordarlos. ¿Sería uno de los síntomas de la conmoción no poder recordar los síntomas de la conmoción?».

Dicho esto, a pesar de que la novela sea divertida y se lea con gusto, hay que añadir que da la sensación de falta de control o, más bien, de que las situaciones extravagantes, y los párrafos explicativos encadenados a partir de las asociaciones mentales que hace Flora, se multiplican sin control (cosa que, por otra parte, gustará a no pocos lectores, como a mí mismo).

Kate DiCamillo. Flora y Ulises. Las aventuras iluminadas (Flora & Ulysses. The Illuminated Adventures, 2013). Barcelona: Océano, 2015; 232 pp.; ilust. por K. G. Campbell; trad. de José Manuel Moreno Cidoncha; col. Gran Travesía; ISBN: 978-84-942582-6-8. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo