Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Asombroso detalle' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
LaCasadelosRatones2.jpg

miércoles, 4 de noviembre de 2015

Asombroso detalle


Con toda clase de materiales reciclados, la holandesa Karina Schaapman dedicó años a construir y decorar «La casa de los ratones», una especie de casa de muñecas para ratones, con más de cien habitaciones, que hoy se encuentra en el interior de la Biblioteca Pública de Amsterdam. En esos escenarios se ambientan las historias que se cuentan en el libro, también titulado La casa de los ratones, cuyos protagonistas son dos ratones-muñecos, fabricados con telas, llamados Sam y Julia. Sabemos cuál es su lugar secreto, sus relaciones con el trapero, sus aventuras en la cocina, el temor que sienten a una rata, cosas que hacen sus vecinos, y muchas más.

Todo esto se cuenta por medio de fotografías de gran calidad, algunas que captan primeros planos de Sam, Julia u otros ratoncillos, y muchas otras que abarcan las habitaciones, muy distintas entre sí. Se puede apreciar el asombroso detalle del interior de la vivienda, en la que, como corresponde a un libro ambientado en Amsterdam, no falta un Diario de Ana Frank en una mesilla de noche. No hubiera estado mal que, en el libro, viniera más información sobre la casa y sobre aspectos del trabajo de la autora, aunque puedan obtenerse consultando su página web.

Karina Schaapman. La casa de los ratones (Het Muizenhuis. Sam & Julia, 2011). Barcelona: Blackie Little Books, 2015; 60 pp.; fotografías de Tom Bouwer; trad. de Goedele De Sterck; ISBN: 978-84-16290-34-5. [
Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo