Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Sobre la trilogía de Howl (1)' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
JonesCastilloAmb.jpg

jueves, 25 de agosto de 2016

Sobre la trilogía de Howl (1)


Entre mi plan de lecturas atrasadas tenía la trilogía del mago Howl, una de las más populares de Diana Wynne Jones, compuesta por El castillo ambulante, El castillo en el aire y La casa de los mil pasillos. En su momento había leído rápido el primero y no le hice mucho caso porque me pareció demasiado enredado: entonces tomé nota de que era un libro posmoderno, con bromas continuas para quien estuviera ya muy familiarizado con la literatura de fantasía. Después de la lectura de los tres consecutivos mi juicio es, por un lado, igual: hay que ser un verdadero entusiasta de los relatos de fantasía en los que cualquier cosa puede suceder para disfrutarlos; pero, por otro, he apreciado más el gran talento de la autora: es necesario tener una soltura enorme para que unas narraciones así tengan tal fluidez y para componer una parodia tan rica. También es un gran elogio poder decir que son relatos que se leen sin encontrar lugares comunes o clichés gastados.

En los tres relatos figura el mago Howl, que da nombre a la serie: en el primero tiene un papel principal y en los otros dos libros, aunque sus intervenciones serán decisivas, tiene un papel secundario, igual que otros personajes del primer relato. Cada uno está más o menos centrado en un enamoramiento, del que a veces los personajes no son conscientes. Cada uno sigue a una heroína o héroe diferente: se cuenta todo lo que le ocurre a ella o él y cómo le afectan los sucesos que ocurren fuera de escena. Este rasgo constructivo, tan interesante y tan bien aplicado, hace que los relatos no sean fáciles de seguir para cualquiera, pues el lector ha de imaginarse muchas cosas y estar en sintonía con la escritora, y también facilita que resulten un tanto arbitrarias las soluciones que llegan desde fuera para resolver los problemas planteados.

La protagonista principal del primer libro es Sophie Hatter, la mayor de tres hermanas que viven en una ciudad del reino de Ingary. Sophie sabe que, por ser la mayor, nunca tendrá éxito, tal como sucede siempre en los cuentos. De modo inesperado acaba convertida en una anciana sirvienta en el castillo del mago Howl, una extraña vivienda que se mueve y no está nunca en el mismo sitio, aparte de que, si quieres salir, según como abras la puerta puedes acceder a distintos lugares. Aunque las cosas que pasan son muchas, un asunto clave es que Sophie hace un trato con un demonio al servicio de Howl llamado Calcifer: si Sophie descubre cómo romper el vínculo entre Calcifer y Howl, Calcifer devolverá a Sophie a su antigua condición de jovencita.

El protagonista de El castillo en el aire —un relato con aires orientales— es un joven llamado Abdullah, a quien le venden una alfombra voladora caprichosa. También encuentra luego una lámpara con un genio malhumorado que sólo puede conceder un deseo cada día, un verdadero problema. Abdullah emprende un extraño viaje para casarse con Flor de la noche, la hija de un sultán, y, para llegar sano y salvo a su destino, que será Ingary, tendrá que poner en juego toda su capacidad de adulación, que es mucha, y recibir ayudas inesperadas de Sophie y Howl.

La heroína de La casa de los mil pasillos es Charmain Baker, una chica que ha de pasar un tiempo en casa de su tío-abuelo mientras este hace un misterioso viaje. Como la casa es rara, su tío abuelo le deja instrucciones orales en cada lugar: lo único que ha de hacer Charmain es preguntar en voz alta para tener la respuesta. Además, en ella el tiempo y el espacio no funcionan de modo normal por lo que nada es sencillo. A todo esto, una solicitud que había hecho para trabajar en la biblioteca del rey es aceptada y, con ese motivo, Howl, Sophie y Calcifer reaparecerán para pedirle a Charmain un favor: Howl lanza un hechizo para que los libros y papeles que tienen relación con el oro desaparecido del Rey brillen con una luz que solo ella podrá ver, luego, deberá tomar nota para informarles.

Diana Wynne Jones. El castillo ambulante (Howl’s Moving Castle, 1986). Córdoba: Berenice, 2014, 4ª ed.; 347 pp.; col. Libros de Pan; trad. de David Cruz Acevedo; ISBN: 978-84-96756-39-7. [Vista del libro en amazon.es]
Diana Wynne Jones. El castillo en el aire (Castle in the Air, 1990). Córdoba: Berenice, 2009; 315 pp.; trad. de Ana Ramos; col. Libros de Pan; ISBN: 978-84-96756-66-3. [
Vista del libro en amazon.es]
Diana Wynne Jones. La casa de los mil pasillos (House of Many Ways, 2008). Madrid: Nocturna, 2010; 324 pp.; trad. de Gema Moraleda; col. Literatura mágica; ISBN: 978-84-937396-9-0. [
Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo