Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'El señor Bliss' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
TolkienBliss.jpg

sábado, 3 de septiembre de 2016

El señor Bliss


El señor Bliss fue otro relato preparado por Tolkien para sus hijos a finales de los años veinte y principios de los años 30 y que, como Roverandom, se lo pasó a su editor cuando este le pidió más historias después del éxito de El hobbit. En este caso parece ser que se desechó entonces su publicación por la complejidad que supondría la edición en color de las ilustraciones —dibujos con tinta y lápices de color— que hizo el mismo Tolkien. El manuscrito lo vendió, en 1957, a una universidad norteamericana; igual que otros libros escritos en la misma época, en sus últimos años no le gustaba, salvo como una broma personal, y se opuso a su edición. Se publicó, póstumamente, en 1982.

La historia cuenta, con texto a mano e imágenes complementarias, el primer viaje del señor Bliss en su nuevo coche cuando decide ir a visitar a los Dorkins. Se suceden incidentes propios de una película cómica. Unos, debidos a la torpe forma de conducir del señor Bliss, que arrolla al señor Day y su carretilla con coles, y a la señora Knight y su carrito con plátanos. Otros, debidos a que aparecen en el camino unos osos —inspirados en los osos de peluche de los hijos del autor—, que deciden comer coles, plátanos y quedarse con el automóvil…

Relato cómico por sus personajes y por sus incidentes. En él hay escenas que podrían alinearse con algunas de Edward Lear, quien podría haber inventado el Jirafanejo, el animal que tiene Bliss en su casa. Según parece, Tolkien se inspiró en un coche con el que jugaban sus hijos, aunque otros afirman que la historia tiene su origen en los incidentes que tuvo el mismo Tolkien con su coche, comprado en 1932.

Aparte de por su gracia, el relato tiene interés porque trata de ambientes y situaciones distintos de los habituales en Tolkien. También, porque varios apellidos de personajes de esta historia serán los de futuros hobbits, como Gamgee y Boffin. Y, por supuesto, por lo que revela de su talento para la ilustración y para la combinación certera de palabras e imágenes. Estas últimas se comentan con cierto detalle en un apartado del libro J. R. R. Tolkien: artista e ilustrador.

J. R. R. Tolkien. El señor Bliss (Mr. Bliss, 1937). Barcelona: Minotauro, 1999, 3ª reimpr.; 112 pp.; trad. de Rubén Masera; ISBN: 84-450-7047-9.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo