Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Elecciones personales, consecuencias imprevisibles, acontecimientos inesperados' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
ElliottImperios.jpg

domingo, 23 de octubre de 2016

Elecciones personales, consecuencias imprevisibles, acontecimientos inesperados


Una fructífera lectura de los últimos meses: Imperios del mundo atlántico: España y Gran Bretaña en América, 1492-1830, un libro de hace unos años de John H. Elliott. Dos buenas reseñas explicativas salieron una en El Cultural y otra en Letras Libres.

Es una larga y documentada narración en la que se comparan los imperios coloniales español e inglés en América hasta 1830. Está dividido en tres partes tituladas «La Ocupación», «La Consolidación» y «La Emancipación», que a su vez tienen cuatro capítulos cada una. En la primera parte hay un desfase temporal en la comparación pues el autor contrasta lo que ocurrió después de las llegadas de Cortés a México en 1519 y de Christopher Newport en 1606 a lo que sería Jamestown, la que sería la Veracruz inglesa, una especie de base de reconocimiento y aprovisionamiento. Ya en las otras dos partes el contraste se da entre situaciones que se dieron a la vez en el tiempo.

El autor va señalando similitudes y diferencias entre los dos procesos, tan deudores ambos de muchos factores: motivos y métodos de unos y otros, relaciones entre los recién llegados y las distintas poblaciones, las ambiciones humanas y espirituales en juego, las instituciones económicas que se pusieron en marcha, el peso y las decisiones de los sucesivos gobiernos en España y en Inglaterra, los diferentes orígenes y rasgos de las comunidades locales que se crearon, las razones por las que fueron estallando los conflictos, etc. Es un gran intento de comprender las cosas mejor pues el autor se fija en el momento en el que se produjeron los acontecimientos y huye de los prejuicios o estereotipos falsos asentados con el tiempo.

Los párrafos finales del epílogo dicen lo siguiente:

«La historia podría haber sido muy distinta. Es posible imaginar un guión alternativo, en modo alguno inverosímil, si Enrique VII hubiera estado dispuesto a financiar el primer viaje de Colón y una fuerza expedicionaria de hombres del suroeste de Inglaterra hubiera conquistado México para Enrique VIII: un enorme aumento en la riqueza de la corona inglesa al llenarse las arcas reales de cantidades crecientes de plata americana, el desarrollo de una estrategia imperial coherente para explotar los recursos del Nuevo Mundo, la creación de una burocracia imperial para gobernar las sociedades colonizadoras y sus poblaciones subyugadas, una menguante influencia del parlamento en la vida nacional y el establecimiento de una monarquía inglesa absolutista financiada con la plata de América.

La historia no siguió tal curso. El conquistador de México resultó ser un fiel vasallo del rey de Castilla, no del rey de Inglaterra, y fue una compañía mercantil inglesa, no una española, la que encargó a un antiguo corsario que fundara la primera colonia de su país en el continente americano. Detrás de los valores culturales y los imperativos económicos y sociales que configuraron los imperios español y británico del mundo atlántico se halla una multitud de elecciones personales y las consecuencias imprevisibles de acontecimientos inesperados».

John H. Elliott. Imperios del mundo atlántico: España y Gran Bretaña en América, 1492-1830 (Empires of the Atlantic world, Britain and Spain in America 1492-1830, 2006). Madrid: Taurus, 2006; 830 pp.; trad. de Marta Balcells revisada por el autor; ISBN: 978-8430606177. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo