Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'La Nostalgia y lo Eterno' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
TamaroTigresa.jpg

jueves, 21 de septiembre de 2017

La Nostalgia y lo Eterno


La lectura de La tigresa y el acróbata, de Susanna Tamaro, está dirigida, desde el comienzo, por los muchos comentarios de prensa que vienen en la solapa: «un cuento adulto para entender el sentido de la vida», «una tigresa que nos recuerda a El Principito», «un camino de formación», «una gran y extraordinaria alegoría moral». Creo que, de todos ellos, conviene quedarse con el más modesto: es una alegoría moral bien contada y construida.

Es un relato que comienza con el nacimiento de Tigrita y de su hermano, Tigrito, en la taiga. La madre les enseña lo que deben saber hasta que llega el momento en que Tigrita, ya la Tigresa del título, se queda sola. Emprende un largo camino hacia Oriente y entra en relación con un Hombre un tanto especial que vive en una cabaña y que le enseña cosas hasta que, un día, es capturada y enviada a un circo. Allí está un tiempo y el acróbata del título, un niño, abre su jaula. Entonces vuelve a emprender su camino.

Todo está contado en tercera persona, entrando algunas veces en el interior de la madre tigre, y más veces, después, en el de la protagonista. La narración es directa, tiene diálogos sugerentes y agudos pero no concluyentes, y las descripciones son sencillas y ricas, sin excesos. El libro se lee con gusto también porque todo se formula de modo prudente. Así, la tigresa ve que «por delante solo había nada. ¿Era ésa la meta de su vida?». O, en otro momento pregunta: «¿por qué no soy capaz de vivir como los demás tigres?», y el Hombre le responde: «a veces pasa: nace alguien que no quiere recorrer el camino que otros trazaron para él».

Quien haya leído Cautivado por la Alegría reconocerá esta respuesta que le da el Hombre a la Tigresa: «la Nostalgia es la impronta que deja lo Eterno en nuestros corazones. Y quien haya leído La última batalla reconocerá mejor el desenlace de la historia.

Susanna Tamaro. La tigresa y el acróbata (La Tigre e l’Acrobata, 2016). Barcelona: Seix Barral, 2017; 222 pp.; col. Biblioteca Formentor; trad. de Julia Osuna Aguilar; ISBN: 978-84-322-3235-0. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo