Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Un buen puñado de ideas (y 7)' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta

sábado, 15 de diciembre de 2018

Un buen puñado de ideas (y 7)


Séptima y última entrega de esta serie sobre Un buen puñado de ideas, con más ejemplos, no sobre si descartar o incluir textos como los de las notas segunda, tercera y cuarta, sino sobre modos de ajustarlos o afinarlos mejor, como las notas previas, la quinta y la sexta.

***

AFORISMO POSIBLE: Si la educación en la escuela es una progresión de una idea a otra, acomodando las ideas en orden, el mundo está ciertamente dedicado día y noche a arruinarla. Pues el mundo le da cosas al niño de cualquier modo, en cualquier orden, con cualquier resultado; le da cosas sin saber que sacará de ellas; le da cosas destinadas a otra persona; le da cosas desde la mañana hasta la noche, ciegamente, locamente, sin sentido ni objetivo; y este proceso, sea lo que sea, es exactamente lo contrario de un proceso educativo. [TlqV]

LDG: ¿En vez de arruinarla, poner impedirla, estropearla, destrozarla?

EGM: Por mí sin duda alguna: destrozarla.

***

AFORISMO POSIBLE: A la vida sólo se le saca todo el jugo luchando: los violentos lo arrebatan. E incluso si lo aceptamos todo, nos perdemos algo: la guerra. Esta vida nuestra es un combate muy divertido, pero una tregua bien triste. [ChD]

LDG: Tal como está lo quitaría. No están bien hiladas las frases.

EGM: Podemos quitar la frase de en medio. Creo que así se elimina la distorsión que has detectado. Quedaría:

A la vida solo se le saca todo el jugo luchando: los violentos lo arrebatan.[…] Esta vida nuestra es un combate muy divertido, pero una tregua bien triste. [ChD]

***

AFORISMO POSIBLE: El mandamiento de Cristo es imposible, pero no disparatado; más bien es como predicar la cordura en un planeta de lunáticos. Si el mundo entero se viera de repente invadido por el sentido del humor acabaría mecánicamente cumpliendo el Sermón de la Montaña. No son los meros hechos del mundo los que entorpecen tal consumación, sino las pasiones de la vanidad, la autoafirmación y la sensibilidad patológica. Lo cierto es que no podemos poner la otra mejilla [como nos manda Cristo] y que la única razón para ello es que carecemos del valor necesario. [TD]

LDG: Lo quitaría.

EGM: Dejaría sólo la última frase —«Lo cierto es que no podemos poner la otra mejilla [como nos manda Cristo] y que la única razón para ello es que carecemos del valor necesario»— en la voz VALENTÍA.

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo