Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre su uso de este sitio web. Si utiliza este sitio web, se sobreentiende que acepta el uso de cookies. Entendido | Más información
Nota: 'Diálogos incisivos' :: bienvenidosalafiesta ::    
bienvenidos a la fiesta
TeyChelinVelas.jpg

viernes, 24 de abril de 2020

Diálogos incisivos


Un chelín para velas fue la segunda novela de Josephine Tey protagonizada por el eficaz y concienzudo inspector de Scotland Yard Alan Grant. Todo comienza cuando aparece, ahogada, una mujer que resulta ser una conocida actriz que pasaba unos días de incógnito. Enseguida queda claro que no es un suicidio y las investigaciones se dirigen a una persona joven que estaba esos días con la mujer, a su entorno del cine, a su marido, a un hermano que era desconocido de todos… La narración sigue las conjeturas, las acciones y los descubrimientos que van realizando Grant y sus policías. Sin que nadie se lo pida, entra en acción por su cuenta una descarada chica de 17 años, Erica Burgoyne, hija de un policía, que resulta todo un personaje.

La trama tiene muchas derivaciones, que se siguen bien porque la escritora cuenta con orden, se ciñe a lo necesario al presentar los distintos ambientes, y además tiene un don para los diálogos incisivos con réplicas que con frecuencia suenan como certeros ramalazos de crítica social. Un compositor judío le dice a Grant: «¿Se le ha ocurrido pensar alguna vez, inspector, que son ustedes el único pueblo que ha conseguido excluirnos por completo? (…) Nada de mezclarse. Nada de matrimonios mixtos, a menos que el judío en cuestión tenga cien mil libras en el banco». A un marinero que le dice a Grant que hay que ver «las cosas que suceden hoy en las buenas familias. Incluso asesinatos. Las cosas habían cambiado mucho en la actualidad», Grant le contesta que, bueno, no sabe que decirle, pero «para las familias más antiguas de Inglaterra el crimen siempre ha sido un pasatiempo más, si mis libros de historia no mentían». A un periodista que lo acosa, un policía que trabaja con Grant le recuerda: «sabe usted perfectamente que la prensa lleva a cabo más cacerías en una sola semana que Scotland Yard desde su fundación. ¡Y todas sus víctimas son inocentes!»

Josephine Tey. Un chelín para velas (A Shilling for Candles, 1936). Xixon: Hoja de Lata, 2019; 310 pp.; trad. de Pablo González-Nuevo; ISBN: 978-84-16537-49-5. [Vista del libro en amazon.es]

Enviar Imprimir

publicidad   política de privacidad   aviso legal   desarrollo